EN VIVO

Vea nuestro noticiero aliado Atlántico en Noticias

Comenzo a transmitir hace 2 horas

Guitarras de leyenda en el nuevo museo del rock de Barcelona

El Guitar Legends Hall, un museo que reúne 45 guitarras históricas, entre ellas algunas tocadas por legendarios intérpretes como Eric Clapton o los guitarristas de grupos como AC/DC, Guns N'Roses o Metallica, abre este viernes sus puertas en Barcelona (España) para acercar a los visitantes la historia del rock.

Juan José Castellano, el coleccionista impulsor del museo, explica a EFE que su afición por estos instrumentos nació siendo adolescente, pero no fue hasta hace unos cinco años, tras la adquisición de una pieza del guitarrista de Guns N'Roses Slash, cuando comenzó a tomarse en serio su colección hasta el punto de llegar a montar un museo.

Entre sus piezas favoritas destacan una guitarra de 1948 que perteneció a Eric Clapton, una que tocó David Knopfler en los dos primeros discos de Dire Straits y otra que compró directamente a Paul Stanley tras un concierto de Kiss.

La guitarra más difícil de conseguir fue una de Ritchie Blackmore, fundador de los grupos Deep Purple, Rainbow y Blackmore's Night, que obtuvo como compensación después de descubrir que un coleccionista casi le vende una falsa del fundador de Led Zeppelin Jimmy Page.

También cuenta con una réplica de una guitarra de Jimi Hendrix y otra de George Harrison, una que perteneció a Joe Perry de Aerosmith u otra idéntica a la que tocó Phil Lynnot de Thin Lizzy.

La iniciativa surgió después de una charla con su hijo, en la que ambos concluyeron que no podían tener "todas esas guitarras guardadas en unas maletas en una habitación de la casa".

El coleccionista se puso en contacto con Grup Transversal, una empresa de gestión cultural y turística que ha convertido los 1.500 metros cuadrados de un edificio en el centro de Barcelona en un espacio de tributo al rock.

El atractivo, más allá de mostrar las guitarras, reside también en la parte inmersiva del museo, ya que propone una ruta a través de la historia del rock, que comienza en un bar de blues ambientado en los 60 y termina en un gran concierto, pasando por una caravana hippie, una tienda de vinilos o un plató de MTV.

Una audioguía cambia la banda sonora según el lugar del museo en que se encuentra el visitante y permite escuchar cómo suena cada uno de los instrumentos expuestos.

Aparte de la exposición permanente, Castellano tiene la intención de organizar entre cuatro y cinco temporales.

La primera, que desde el viernes se podrá visitar, gira alrededor de las guitarras de los años 30 de un coleccionista francés, mientras que las próximas rendirán homenaje a bandas de rock españolas.

EFE

Por:

Compartir