Unimetro
Unimetro
Artículo
Artículo
Artículo
Captura de video
7:28 pm. Viernes 29 de Marzo de 2019
Denuncian a Subintendente de la Policía por golpear a dos mujeres y un adulto mayor en El Ferry
7:28 pm. Viernes 29 de Marzo de 2019
https://www.youtube.com/embed/enbkjmyMyJc
Compañeros trataron de detenerlo y lo increparon por su actitud.

En un video quedaron registrados los momentos en que un Subintendente de la Policía Metropolitana de Barranquilla agredió a dos mujeres en la entrada de la bodega de la empresa Carey Leones SAS, ubicada en la carrera 8 número 6-89, en el barrio El Ferry.

Del mismo modo, el uniformado agredió al papá de la administradora de la bodega dentro de las instalaciones, en hechos ocurridos el pasado miércoles.

“En la Policía me tomaron la queja en la Estación de Simón Bolívar y hoy la pusimos formalmente en la Fiscalía. Ya tenemos los resultados de Medicina Legal. A mi papá le dieron 12 días de incapacidad y a mi me dieron tres días. Faltan que a Noreris (empleada) la valoren porque él también le pegó a ella”, dijo Sidid Leones, administradora del lugar.

Sidid relató a Zona Cero que ese día se encontraba ella dentro de la bodega de reciclaje junto a varios trabajadores y su papá descargando un camión de una empresa, ya que su compañía solo se encarga del reciclaje solo con empresas reconocidas. En ese momento llegó un subintendente a que ella identificó como Xavier Caballero Campo, quien manifestó que era el comandante del CAI Coolechera y llegó en una motocicleta con un patrullero.

El primer uniformado tocó la puerta de la bodega y el conductor del camión que estaba descargando el material reciclaje le abrió. El único que entró fue el subintendente y el otro patrullero todo el tiempo estuvo afuera.

“El policía entró con la cara tapada con el pasamontañas que usan con el casco y su casco puesto", dijo la mujer afectada.

"Él entró y no le dijo al conductor del camión si venía a investigar algo. Él entró y se fue directo al fondo de la bodega, que tiene 2 mil metros cuadrados. La oficina está en la mitad. Cuando él pasa por encima mío porque yo estaba revisando el descargue del camión, yo pensé que no me vio o venía a pedirle un favor a Norellys, porque aquí está constantemente viniendo la Policía y a mi me gusta que ellos vengan y lo llamamos cuando se va a pagar o nos traen un dinero a la empresa", explicó.

Este es el subintendente Caballero y llegó en esta motocicleta.

En su relato, Sidid Leones indició que "por eso no le tuve como malicia y permití que ingresara, pensé que iba para la oficina. Sin embargo, yo me lo quedo viendo y veo que no entró a la oficina sino que siguió a la final de la bodega. Cuando veo que está como revisando la bodega y que según haciendo una inspección, yo me le acercó y le preguntó quién es. Y me dijo con esta expresión: “Qué, no me ves, Policía”. Cuándo él me dice así y en el tono en que me lo dice a mi no me gustó y por eso le dije: Qué pena, pero para ingresar aquí me tienes que pedir autorización. Lo primero que debes es preguntar quién es el administrador y decirme qué es lo que quieres para yo poderte mostrar las instalaciones o tienes una orden para ingresar así”, relató Sidid.

La mujer indicó que el subintendente empezó con sus insultos dentro de la bodega.

“El policía me dijo en ese momento:  No necesito de una orden, yo soy policía y aquí puedo hacer lo que se me dé la gana. Y haga lo que quiera, pero de aquí no salgo. En ese momento empezó con las vulgaridades y me trató de vieja malp.... Me insistió que era policía y podía hacer lo que él quisiera. Cuando él me dijo eso yo le dije que el hecho de portar un uniforme no significaba que sea policía, porque la primera vez que a mi me atracaron en la bodega fueron unos ladrones disfrazados de policías. Cuando yo le dije eso, le dio como más rabia. Además le dije que no le estaba viendo su nombre ni su placa, porque tenía el chaleco antibala encima. Lo que hice fue que entré a la oficina y él se quedó caminando la bodega. Cuando entro a la oficina tomé mi celular y llamé a la línea 123 para preguntar si había una orden de revisión en la bodega, porque había un policía que no conocía y no le había dado autorización para ingresar. La niña que me atendió me dijo que ya mandaba enseguida una patrulla para saber qué estaba pasando”, contó la administradora de la bodega.

Los policías del cuadrante que llegaron al lugar sí fueron amables con la administradora del lugar y con los empleados. En todo momento le dieron la razón a la mujer.

“Como a los 5 minutos llegó una patrulla y cuando llegaron esos policías se encontraron que el primer policía seguía con sus vulgaridades. Vino un teniente de apellido Mejía. Yo le dije al teniente que no era la forma como ingresó el otro policía. El teniente me dio la razón porque no entendía por qué estaba reaccionando el otro policía así”, precisó.

Luis Leones

Dentro de la bodega el subintendente agredió físicamente al papá de la administradora. Tras esa agresión, la situación continuó fuera de la bodega y en la cámara de seguridad de la entrada se observa cuando el policía agrede a la administradora y empuja a la empleada.

“Él pasó por encima de mí y me empujó. Me jaló la mano. En ese momento yo le dije que tenía el celular en la mano y que lo estaba grabando. Le dije que le faltaba el don de gente, que aprendiera a tratar a las personas. En ese momento me tiró el celular. El policía empieza a decirme: Mira vieja malp… comase un cerro de ver… Norelis (una de las empleadas) está detrás mío y mi papá detrás de ella. Mi papá en ese momento sí le gritó que el cerro se lo iba a comer era él, yo recojo mi celular y obviamente yo le pego al policía porque fue una reacción porque me partió el celular. Yo pensé que él me iba a decir otra cosa y no a pegarme como me pegó y a coger a mi papá a reventarlo como lo hizo”, dijo la mujer.

En estado quedaron los teléfonos de las dos mujeres.

La administradora reconoció que le pegó al policía porque él primero le partió su celular y aseguró que lo legal era que se la llevaran presa, pero lo que hizo fue agredirla.

“Ahora bien si nos vamos a lo legal él debió llevarme presa y no pegarme y yo debía demostrar por qué reaccioné de esa manera. En el video se ve a todos los policías agarrándolo a él. Ninguno de los otros policías que llegaron después se acercaron a agarrarnos a nosotros ni a decirnos nada. Los otros policías tuvieron que llevárselo como como un perro rabioso porque quería volvernos a pegar”, puntualizó la mujer.

En las imágenes se observa que los otros policías en todo momento trataron de calmar al subintendente y siempre estuvieron a favor de los que estaban dentro de la bodega.

La mujer criticó que una persona que actúa de esa manera tan violenta no puede estar actuando como comandante de un CAI, ya que en vez de calmar los ánimos en barrios como La Chinita, El Ferry, La Luz  lo que podría provocar es que la situación se complique más. Además, indicó que el mismo policía llegó amenazando a todos en la bodega.

Denuncian a Subintendente d... by on Scribd

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Artículo