Unimetro
Unimetro
Técnicas de sujeción para controlar las crisis de la joven.
4:44 pm. Jueves 04 de Marzo de 2021
El drama de una paciente por el paso de una EPS liquidada a otra
4:44 pm. Jueves 04 de Marzo de 2021
Madre de una joven asegura que la EPS Sura desconoce el tratamiento integral que requiere su hija y hace caso omiso a tutelas que amparan sus derechos.

El traslado de usuarios de una EPS liquidada a otra, antes de representar un alivio se ha convertido en un verdadero calvario para muchos.

Tal es la dramática situación que vive la joven Ornella Natali Marriaga Núñez, a quien desde que estaba en el pre-escolar le fue diagnosticado autismo.

El tratamiento de Ornella empezó con la EPS SaludCoop (en liquidación), luego pasó a CafeSalud (en liquidación), siguió a Medimas (con revocatoria parcial de su funcionamiento) y de ahí a EPS Sura.

Y es precisamente, en esta última, en donde prácticamente ha quedado desamparada en el tratamiento integral que requiere, teniendo en cuenta que sufre de esquizofrenia, fuertes alteraciones y crisis recurrentes durante las cuales, incluso, intenta agredirse y agredir a los demás.

“El traslado ha sido un total viacrucis. Primero no querían reconocerla como beneficiaria, la pusieron como inactiva en el sistema con el argumento de que tenía que pagar como afiliada. Tampoco reconocen las tutelas para el acompañamiento de una persona cuidadora para sus terapias en casa y asistir a las terapias”, manifestó su mamá Evelyn Cecilia Núñez Amalfi, en diálogo con Zona Cero.

“Mi hija tiene crisis fuertes, pero Sura no quiere reconocer nada. Sura es totalmente una muralla, con una falta de humanidad total. Y con esta pandemia donde todo es virtual no nos quieren reconocer nada”, insistió.

Recordó que estando afiliada a Medimas tuvo que recurrir a una acción de tutela, en la cual la Juez Sexto Civil Municipal de Barranquilla, Rosmery Pinzón De la Rosa, le amparó los derechos fundamentales a la salud, seguridad social y vida digna.

“En este caso resulta urgente que la paciente reciba la atención de un cuidador 24 horas, quien además maneje su tratamiento como es el “cuidado por auxiliar de enfermería 24 horas 30 días” autorizado por Medimas EPS mediante orden No 199280472, de igual manera, encontrándose en estado de debilidad manifiesta por su discapacidad y su enfermedad psituiátrica, el servicio médico ordenado no puede dejar de ser suministrado, pues la paciente presenta episodios violentos que requieren de atención durante todo el tiempo y manejo del tratamiento que ha dispuesto su médico tratante, para evitar complicaciones en su estado de salud física y mental. 

Más aún cuando como en este caso la actora manifiesta la falta de capacidad económica para asumirlos, cuando señaló que no ha podido pagarlos y por ello no ha podido su hija tener acceso a este servicio, afirmando que la entidad accionada no logró desvirtuar, pues como se indicó previamente, se sustrajo de rendir el informe requerido por esta agencia judicial con ocasión de la presente acción constitucional”, falló la Juez en su momento.

En consecuencia, le ordenó a Medimas EPS el suministro del cuidador primario o enfermera las 24 horas conforme a lo dispuesto por el médico tratante y exonerarla de las cuotas moderadoras, copagos o cualquier otro valor que tuviera que cancelar para acceder a este servicio de salud.

Tras el fallo, una Junta Médica de Medimas decidió la pertinencia para que se le brindara de manera oportuna el servicio de enfermera las 24 horas.

“A pesar que Medimas tenía sus problemas le mantenía su enfermera. Pero el paso a Sura se ha convertido en un calvario para la familia”, expresó indignada.

Lo que llama la atención es que inicialmente la Psiquiatra de Sura, Elizabeth Oyola le hizo una valoración y determinó que requería de la enfermera. Pero, poco después, en una Junta Médica de Sura indicó exactamente lo contrario, señalando que no requería enfermera las 24 horas, contradiciendo su decisión anterior, la de Medimas y la del propio fallo de tutela.

Es más, dicha Junta Médica señaló que como no necesitaba de enfermera, sus padres debían hacerse cargo del cuidado de ella, para lo cual recibirían sesiones psicológicas.

Con ello desconocieron que su padre, Roviro Marriaga Rada, tiene 84 años, presenta un cuadro clínico complicado “y, por el contrario, está para que lo cuidemos”.

Además, su mamá, Evelyn Núñez Amalfi, cuenta con 64 años de edad y sigue trabajando.

“Esto es una falta de respeto, de conocimiento, de solidaridad, de humanidad. Realmente estamos desesperados, esto ha sido un agotamiento físico, emocional y económico total”, recalcó.

Actualmente, Ornella Natali Marriaga Núñez, quien cuenta con 27 años de edad, está provista de una careta para evitar que ella misma se muerda o le haga daño a alguien. No reconoce a nadie durante las crisis, en las cuales también les aplican técnicas de sujeción hasta calmarla.

“A ella no la han visto. Definitivamente Sura es hermética, no quieren reconocer nada”, puntualizó para llamar la atención de la Superintendencia de Salud con el fin de que intervenga en este grave caso.

El caso muestra que la liquidación de EPS y el traslado de los usuarios a otra, no siempre garantiza la continuidad de los servicios médicos que requieren los pacientes, por lo cual se hace necesario una mayor vigilancia por parte de la Supersalud para evitar que este tipo de situaciones sigan ocurriendo, que ponen en riesgo la salud de las personas.

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Artículo
Artículo
Corporación Educativa del Litoral
Triple A
Unilibre