Unimetro
Unimetro
Artículo
Artículo
Artículo
Jaime Pumarejo Heins, Gerente de Desarrollo de Ciudad.
6:00 pm. Sábado 17 de Diciembre de 2016
Barranquilleros serán socios mayoritarios de nueva empresa de alumbrado público
6:00 pm. Sábado 17 de Diciembre de 2016
El Distrito tendrá el 65% accionario durante el término de la nueva entidad. Socio estratégico garantiza inversiones por $85.885 millones para optimizar el servicio.

A partir del primero de enero de 2017 “todos los barranquilleros seremos socios mayoritarios” de la nueva sociedad Iluminamos Barranquilla S.A.S. -Ilubaq-, que tendrá a su cargo la prestación del servicio de alumbrado público.

Así lo aseguró el Gerente de Desarrollo de Ciudad, Jaime Pumarejo Heins, al resaltar los alcances de la constitución de la nueva sociedad, en la que el Distrito tendrá una participación accionaria del 65%, frente al 35% de los socios privados: Eléctricas de Medellín Ingeniería y Sistemas S.A.S., Alutrafic LED S.A.S., Megaproyectos de Iluminaciones de Colombia S.A.S., Iluminación de Villavicencio S.A.S. y Celsa S.A.S.

“Esto le permitirá al Distrito, durante 30 años, participar en la Junta Directiva y en la elección del Gerente, saber cómo se manejan los recursos y las inversiones y especialmente garantizar la prestación de un servicio de calidad. Además, tendremos operadores de gran experiencia como Eléctricas de Medellín, una de Barranquilla como Alutrafic y también Celsa de Medellín. Realmente son socios de alta calidad”, sostiene Pumarejo.

Adicionalmente, el caso se constituye en el principio de creación de nuevas empresas. “Es una manera importante de crecer con una Barranquilla empresarial”, recalcó.

“Esto abre las puertas para que la nueva sociedad de economía mixta preste otros servicios públicos como la instalación de cables de fibra óptica y antenas de telefonía celular, lo que le permitirá expandirse y ofrecer sus servicios en otros municipios. Este es el principio de una empresa con futuro promisorio”, expresó Jaime Pumarejo Heins.

El valor estimado del capital social inicial es la suma de 7.867 millones 720 mil pesos, representado en 7 millones 867 mil 720 acciones, de un valor nominal de $1.000 cada una.

El aporte público en especie del Distrito de Barranquilla será de 5.114 millones 18 mil pesos, el cual corresponde al ejercicio monopólico del servicio de alumbrado público.

Entre tanto, los aportes privados en dinero alcanzan los 2.753 millones 702 mil pesos, que serán utilizados para los gastos operacionales y no operacionales de la sociedad.

Con el esquema planteado, el Distrito garantiza su capacidad de decisión en la nueva sociedad, con lo que se evitaría repetir la historia de la Triple A, en la cual el ente territorial fue perdiendo, paulatinamente, su mayoría accionaria por falta de capitalización.

En este caso, “quien tiene que poner el capital inicial y luego sufragarlo es el socio privado. Es decir, la capitalización y los créditos les toca al privado”.

La nueva sociedad debe realizar las actividades de modernización, reposición y expansión con recursos propios o productos del crédito para iniciar y futuros y/o excedente del flujo de caja financiero.

Durante todo el periodo de vigencia de la sociedad, las obligaciones del socio estratégico se extienden hasta realizar todas las actividades de administración, operación y mantenimiento del sistema de alumbrado público de Barranquilla.

Nuevo modelo de alumbrado público instalado en la calle 79.

De acuerdo con los objetivos del nuevo esquema, teniendo en cuenta que el alumbrado público se constituye en una de las necesidades básicas de los habitantes de Barranquilla, este debe ser de la mejor calidad y cobertura posible, por lo que surge la necesidad de revisar, verificar y evaluar las condiciones en que se presta, con el fin de fortalecer la prestación del mismo proporcionando bienestar y confort a la ciudadanía, con el propósito de combatir la delincuencia, el vandalismo, promoviendo el turismo y desarrollando un servicio que redunde en el mejoramiento de la competitividad comercial e industrial de la ciudad.

Uno de los objetivos que se pretende con el nuevo sistema es la atención de las zonas con alta percepción de inseguridad. “Vamos a quitarle la sombra a los delincuentes”, anotó Jaime Pumarejo.

Lo que se busca es mejorar la percepción de seguridad en la población mediante el ajuste adecuado de los niveles de luminosidad que fomente el desarrollo parcial o total del esparcimiento y recreación en espacios públicos y el comercio nocturno, así como otras actividades propias de las horas de la noche, el tránsito vehicular y peatonal nocturno, que permita a los conductores observar con claridad las señales de tránsito verticales y horizontales, el estado de la vía, cruce de peatones, etc., lo que contribuirá en la disminución de accidentes, con pérdidas materiales y/o de vidas.

Como consecuencia de lo anterior, se debe tener en cuenta que el agotamiento de la vida útil de las luminarias de sodio de alta presión del sistema de alumbrado, instaladas hace más de 15 años, afecta de manera importante la eficiencia de la prestación del servicio, debido a la disminución de los niveles de iluminación, así como también en el aumento del número de fallas de los dispositivos
que lo conforman y en especial al alto consumo de energía, todo lo cual pretende corregirse en el nuevo esquema empresarial.

Por lo anterior, la nueva empresa tendrá como variables a desarrollar la optimización del consumo de energía, suministro de materiales, diseño, instalación, reposición, repotenciación, modernización, adecuación, expansión, mantenimiento, operación y administración de la infraestructura del sistema de alumbrado público, y demás actividades complementarias requeridas, que aplicando la normatividad vigente en alumbrado público y en materia de eficiencia energética, logrará mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Así, del total de las 51.862 luminarias instaladas en el sistema de alumbrado público de Barranquilla, el 92%, es decir 47.663, son de tecnología de sodio de alta presión, por lo que se requiere necesariamente un cambio de tecnología de iluminación a LED, lo cual representa beneficios al sistema, tales como: generación de un ahorro de energía aproximado hasta del 35%, en comparación con la tecnología de sodio; mayor eficiencia debido a mayor vida útil, menor consumo, bajo costo de mantenimiento y mayor poder lumínico; contribuye a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero; ofrece luz potente y focalizada, a diferencia de la luminaria convencional que emite luz difusa; capacidad de control superior sobre la intensidad de la iluminación; el LED en el alumbrado público, ofrece mejor visibilidad de los peatones y del tráfico, así como la reducción de la contaminación de luz y, finalmente, la vida útil de estas luminarias y de los drivers sobrepasan las 100.000 horas, lo que equivale a más de 20 años.

Adicionalmente, deberá implementar un sistema de Telegestión en el alumbrado público que permita, de manera remota, gestionar, controlar y supervisar las redes modificando las prácticas tradicionales de operación y mantenimiento para hacerlo de una forma moderna, más económica, adecuando los recursos y maximizando los beneficios por la reducción de los consumos de
energía, disminuyendo los tiempos de recuperación del servicio ante fallas y optimizando los mantenimientos.

Según los estudios económicos y técnicos adelantados por el Distrito de Barranquilla, se determinó que el monto de inversiones prioritarias, necesarias para el correcto funcionamiento del sistema de alumbrado público de la ciudad, asciende a la suma de 119.68 millones 269 mil 918 pesos, que en un gran porcentaje deben ser financiadas por el socio estratégico.

En efecto, el socio estratégico, se compromete a realizar inversiones hasta por la suma de 85.885 millones 565 mil 831, en un periodo máximo de tres años, contados a partir de la suscripción del acta de inicio de las actividades por parte de la sociedad de economía mixta, de la siguiente manera:

- 17.177 millones 113 mil 166 pesos, cuya disponibilidad deberá garantizar a partir de la fecha de inicio de las operaciones de la sociedad de economía mixta, para financiar las etapas de replanteo técnico, preparación e inicio de la ejecución de los diferentes programas de inversión

- 34.354 millones 226 mil 332 pesos, a partir del segundo año de las operaciones de la sociedad para financiar la ejecución de los diferentes programas de inversión.

- 34.354 millones 226 mil 332 pesos, a partir del tercer año de las operaciones.

El tipo societario escogido para desarrollar la sociedad de economía mixta es el de las Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS), ya que permite una amplitud y flexibilidad en los estatutos sociales.