Unimetro
Unimetro
Artículo
Artículo
Artículo
Galería
Nairo Quintana, ciclista colombiano.
12:14 pm. Miércoles 23 de Marzo de 2022
Nairo Quintana escaló a la tercera casilla de la general en la Vuelta a Cataluña
12:14 pm. Miércoles 23 de Marzo de 2022
Ben O'Connor dio el golpe en la meta de La Molina.

El corredor del AG2R Ben O'Connor se impuso en solitario en la primera etapa de montaña de la Volta a Cataluña, con final en el puerto de primera categoría de La Molina, y se convirtió en el nuevo líder y en el tercer ciclista australiano en vencer en las tres primeras etapas, tras los triunfos de Michael Matthews y Kaden Groves, ambos del Time BikeExchange.

O'Connor, de 26 años, sacó seis segundos al español Juan Ayuso y al colombiano Nairo Quintana (Team Arkea), segundo y tercer clasificados, respectivamente.

Otro colombiano, Sergio Higuita (Bora-Hansgregohe), llegó en cuarta posición en una etapa que no marcó muchas diferencias entre los favoritos para la general.

Detrás de O'Connor llegó un grupo de hasta 40 corredores en el que estaban favoritos como el español Alejandro Valverde (Movistar), el ecuatoriano Richard Carapaz (INEOS) y el colombiano Esteban Chaves (EF Education-Easy Post). El australiano le saca en la general 10 segundos a Ayuso, 12 a Quintana y 16 a Higuita.

Finalmente, ni la lluvia ni la nieve hicieron acto de presencia en la etapa, un temor que había en los días previos. El sol lució durante todo el recorrido y el único contratiempo para los ciclistas fue el viento, aunque no sopló con tanta fuerza como en las dos primeras jornadas.

La Molina es un puerto bien conocido por los grandes nombres de esta Volta. De hecho, de 2014 a 2019 se subió en todas las ediciones y en 2017, 2018 y 2019 quien ganó allí se acabó imponiendo en la general. Así sucedió con el colombiano Miguel Ángel 'Superman' López en 2019 y con Alejandro Valverde en 2018 y 2017.

Los protagonistas de la escapada de la jornada fueron los españoles Ander Okamika (Burgos-BH) y Mikel Bizkarra (Euskaltel Euskadi), el danés Casper Pedersen (Team DSM) y el italiano Simone Petilli (Wanty), que llegaron a conseguir más de ocho minutos de ventaja.

Pero el trabajo en el pelotón de Oier Lazkano (Movistar) logró reducir la diferencia hasta los cinco minutos y cinco segundos en la cima del primer puerto, el de Mont-Louis, de primera categoría. Esta subida pasó factura en el pelotón y provocó el abandono de uno de los grandes nombres, el neerlandés Tom Dumoulin (Jumbo-Visma), que según su equipo "no se estaba sintiendo bien".

Aunque el equipo Movistar siguió comandando el grupo principal, el ritmo disminuyó en el segundo puerto de la jornada, la Collada de Toses, también de primera categoría. Fue la cuadragésima vez que la Volta coronó esta subida de 20,2 km y rampas máximas del 8% que no propició movimientos entre los favoritos.

Los cuatro escapados coronaron este puerto, situado a 31,7 km de la meta, con tan solo 2 minutos y 10 segundos de ventaja y la diferencia aún se fue reduciendo más en la bajada, que estuvo comandada por varios equipos en un pelotón todavía numeroso. Así, todo se decidió en La Molina, una subida con rampas de hasta un 15% de desnivel.

Los equipos de los favoritos de la general incrementaron el ritmo desde el inicio del puerto, cuando probaron suerte el belga Henri Vendenabeele (Team DSM) y el australiano Ben O'Connor (AG2R), que acabó cogiendo ventaja en solitario y logró abrir un hueco que le sirvió para acabar imponiéndose en la línea de meta.

A falta de 7 km quedó descolgado del pelotón el británico Simon Yates (Team BikeExchange), que ya había perdido tiempo el día anterior a causa de una caída y de una penalización y a quien tampoco le respondieron las piernas en la primera etapa de montaña.

En el grupo de los favoritos atacó el español Marc Soler (UAE Team Emirates), pero a menos de un kilómetro para la llegada fue absorbido por los corredores más importantes del pelotón.

En la general todo queda abierto para la etapa reina de esta Volta, que se disputará este jueves entre Seo de Urgel y el puerto de primera categoría de Boí Taüll (Lérida), con un recorrido de 166,7 km.

Se trata de una subida desconocida para los favoritos a la general, porque la prueba no llega allí desde hace 20 años. Entonces fue el final de una cronoescalada en la que ganó Aitor Garmendia.

EFE

Te puede interesar

Artículo
Comfamiliar
Artículo
Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Triple A
Unilibre