Universidad Metropolitana
Artículo
Artículo
10:46 am. Miércoles 23 de Diciembre de 2015
Sentencias devuelven predios a 19 familias de La Trinidad y Santa Rita en Sitionuevo, Magdalena
10:46 am. Miércoles 23 de Diciembre de 2015
Se habían desplazado a otros departamentos de la Costa Caribe e inclusive a Venezuela, por causa de la violencia paramilitar.

Tres familias que se desplazaron a finales de los 90’s y comienzos del 2000 de la vereda La Trinidad (jurisdicción del municipio de Sitionuevo, Magdalena) y 16 que también abandonaron forzosamente en ese mismo período el corregimiento de Santa Rita (jurisdicción del municipio de Remolino, Magdalena), serán restituidas mediante sentencias emitidas por el Juzgado Primero Civil del Circuito Especializado en Restitución de Tierras de Santa Marta. Los afectados hacen parte del grupo de personas que fueron desplazadas y despojadas de sus predios por el Bloque Norte de las Autodefensas Unidas de Colombia.

La Unidad de Restitución de Tierras – Territorial Atlántico indicó que estos fallos constituyen la reivindicación de los derechos de estas familias víctimas de la violencia. Así mismo, precisó que estas sentencias, además de buscar la restitución integral acompañada de proyectos productivos bajo la asesoría financiera y técnica de la Unidad, también pretenden que los afectados puedan acceder a los respectivos subsidios de vivienda, a cargo del Banco Agrario y el Ministerio de Agricultura.  

De acuerdo a los documentos de contexto y los testimonios de los desplazados, la vereda La Trinidad fue muy golpeada por la violencia, especialmente a finales de los 90’s y comienzos del 2000. La masacre de cuatro campesinos en el 2001, terminó siendo el detonante que generó el éxodo de las personas que habitaban en la población.

En el caso del corregimiento de Santa Rita, esta comunidad vivió la época más crítica en materia de ataques a partir de 1997. Las amenazas, las extorsiones, las desapariciones forzadas y los homicidios, perpetrados por los grupos armados, desencadenaron el desplazamiento de las 400 familias que residían en esta población.

"Quiero destacar que nuestro acompañamiento a las víctimas del despojo se da antes, durante y después de las sentencias. A partir de este momento, iniciamos un seguimiento de estos casos para verificar que se garantice el cumplimiento del fallo en cuanto a: restitución jurídica y material, proyectos productivos, vivienda, entre los aspectos más relevantes”, dijo la directora de la Territorial Atlántico, Ella Del Castillo.

Del Castillo señaló que el trabajo de campo realizado tanto en los municipios de Remolino y Sitionuevo, localizados en el Magdalena, así como en los de: Malambo, Palmar de Varela, Sabanagrande, Santo Tomás y Soledad, ubicados en el Atlántico, fue determinante para comprobar el desplazamiento y el despojo presentados en estas poblaciones por parte de los violentos. De ahí que en septiembre y octubre de 2013, respectivamente, la entidad decidió catalogarlas como zonas prioritarias.

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Artículo