Universidad Metropolitana
El debate en el Senado permitió conocer hechos inéditos sobre manejos irregulares en el proyecto Reficar.
11:15 am. Miércoles 04 de Mayo de 2016
Reficar, un viaje de derroche, corrupción y la gran estafa para el país: senadores
11:15 am. Miércoles 04 de Mayo de 2016
El debate sirvió para destapar la “caja de pandora”, que involucra a Ecopetrol con 27 empresas filiales en paraísos fiscales.

El debate adelantado en el Senado de la República, sobre manejos irregulares en la ampliación de la Refinería de Cartagena (Reficar), también permitió destapar lo que es calificado como una verdadera ‘caja de pandora’.

Todos los cuestionamientos apuntan a un gran despilfarro de dineros. Y en lo que también muchos coinciden: la gran estafa para el país. Es, ni más ni menos, uno de los mayores escándalos de corrupción en el país.

La senadora bolivarense, Daira Galvis Méndez, fue la encargada de destapar 'la caja' al señalar que “contratistas pagaron con dineros del Estado viajes de diversión y derroche”. Pero no se trataron de simples viajes sino con el más completo placer incluido: “Los subcontratistas hacían ‘vacas’ para tener satisfechos a muchos directivos tanto de Reficar y en algunos casos de Ecopetrol”. Las ‘vacas’ consistían en contratar ‘prepagos’ para satisfacción de los directivos y que luego terminaron siendo empleadas de Ecopetrol con sueldos superiores a los $10 millones", según denunció la congresista.

"Estamos ante uno de los casos de corrupción más grandes del país. En Cartagena sabemos cómo fueron las cosas", denunció Daira Galvis.

Esto es apenas uno de los hechos que rodean el gran escándalo de Reficar.

La senadora Vivian Morales también sorprendió con una inédita denuncia sobre el mismo caso. “La recompra de Reficar, por parte de Ecopetrol, se hizo a través de una filial de la petrolera en Bahamas, llamada Andeal Chemical, que se suma a las más de 27 sociedades constituidas en paraísos fiscales por parte de Ecopetrol y que van en contra de los estándares internacionales de lucha contra corrupción, el soborno trasnacional, el lavado de activos y la financiación del terrorismo. Es imperdonable que mientras que el Gobierno busca incrementar impuestos, Ecopetrol pueda estar eludiendo impuestos en un paraíso fiscal. Los organismos de control no pueden hacer el control adecuado a la gestión fiscal por las múltiples sociedades offshore que tiene Ecopetrol”, aseguró la senadora.

"Reficar es el perfecto ejemplo de ¿cómo violar todas las normas de moralidad administrativa y no morir en el intento?", advirtió.

Los congresistas pidieron identificar a los responsables del sobrecosto en Reficar.

Por su parte, la senadora Claudia López cuestionó el proceso que llevó a la ampliación de dicha refinería, en el Gobierno de Álvaro Uribe, y dijo que fue un mal negocio cediéndolo a la Glencore para luego entregarlo a CB&. "Este desfalco es muestra de un proyecto sin planeación. Si Glencore no tenía experticia, CB& mucho menos. Este negocio era responsabilidad de Ecopetrol y esa junta directiva debe explicarle al país por qué tomó esas decisiones, cambiando las formas de contratación. Que no se laven las manos y den explicaciones", requirió Claudia López.

"Esto es un descalabro descomunal, el peor en la historia de Colombia", puntualizó.

El Senador Iván Name Vásquez respaldó lo expuesto por su compañera de bancada, atribuyendo la crisis de Reficar a una cadena de errores y desaciertos contractuales en el proceso. "Parte de los errores estuvieron en buscar inversionistas y no expertos en refinerías. Además el criterio de selección estuvo basado en el aporte financiero del proponente, no en calificar la experiencia en el sector".

A su turno, el Senador Jorge Robledo afirmó que privatizar Reficar fue un gran desacierto por parte del Gobierno. "Es absurdo mezclar la contratación pública con la privada. Esto es caldo de cultivo para la corrupción”, anotó.

Coincidió con el Contralor General, Edgardo Maya, en el sentido de que el proyecto con CB& no tuvo interventores “y este es un aspecto clave en el debate”.

También aludió a la demanda en contra de CB&, empresa contratista para ejecutar el proyecto Reficar en la última etapa, indicando que muchos ejecutivos cobraban horas laborales sin trabajar, así como la desaparición de discos duros con material probatorio.

Puntualizó que los presidentes de Reficar y Ecopetrol deben explicar el por qué de sus acciones, teniendo en cuenta la cantidad de alertas que hubo en la Junta Directiva por más de cinco años, relacionadas a las irregularidades en la ejecución del contrato.

"Este es el acto de corrupción más grande de Colombia", señaló Robledo.

Entre tanto, el Senador José David Name dijo que “los Directivos de Reficar estafaron al país. Aquí había una estafa orquestada por el señor Cabrales, cambiando el contrato de una modalidad a otra”, dijo.

Name se refirió a Orlando Cabrales, expresidente de Reficar, a quien también le cuestionó su ausencia en el debate. “No puso la cara, siendo uno de los principales responsables de esta estafa", indicó.

Igualmente exigió: "Procuraduría y Fiscalía nos deben decir quiénes se 'amangualaron' para estafar al país por medio de Reficar”.

Del mismo modo intervino el Senador Efraín Cepeda para indicar que la responsabilidad fiscal debe darse a manos de la compañía Glencore, pues fueron ellos quienes escogieron a CB& para ejecutar el proyecto y después decidieron marcharse.

En el debate, el Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, reveló detalles de la Actuación Especial que adelanta el ente fiscal en Reficar.

Mientras tanto, el Senador Milton Rodríguez dijo que “el país quiere saber la verdad sobre los 4 mil millones de dólares y si se usaron para diversión y derroche”.

No obstante, del debate quedó como conclusión de que el despilfarro con los 4 mil millones de dólares de sobrecostos era un “secreto a voces”.

Te puede interesar

Artículo
Artículo
https://twitter.com/i/videos/tweet/1280689105492467712
Artículo