Universidad Metropolitana
Artículo
Artículo
https://twitter.com/i/videos/tweet/1280689105492467712
Artículo
Artículo
Draga Hang Jun 5001.
9:40 am. Lunes 13 de Abril de 2020
Por falta de un dragado eficiente, sigue el calvario del Puerto de Barranquilla
9:40 am. Lunes 13 de Abril de 2020
Representantes portuarios consideran que los avances deberían ser otros.

Por José Granados Fernández
@JoseGranadosF

“Sin control, una draga permanente no garantiza un dragado permanente”.

El cuestionamiento de un experto consultor en asuntos marítimos y portuarios resume la frustración en la que se ha convertido el contrato que en febrero firmó Findeter con el consorcio Shanghai-Ingecon, por $22.873 millones, anunciado, por el director de Cormagdalena, Pedro Pablo Jurado, como la solución que le iba a dar “la seguridad y la tranquilidad” anheladas por el sector portuario de Barranquilla.

Por el contrario, en materia de seguridad marítima el puerto de la capital del Atlántico sigue viviendo su propio calvario por el creciente riesgo de que en Bocas de Ceniza encalle, en cualquier momento, un barco. La misma draga Hang Jun 5001 del consorcio contratista encalló, por corto tiempo, el Viernes Santo en la mañana, en la zona oriental del canal de enfilamiento, por una aparente mala maniobra de la tripulación.

En los últimos cinco meses, en Bocas de Ceniza otras tres embarcaciones han quedado atrapadas en la sedimentación. El 5 de noviembre de 2019 fue el portacontenedores Ocean Globe; el 18 de febrero pasado, el Filippa y hace una semana, el 6 de abril, el KM London.

Además, de acuerdo con Asoportuaria, cinco barcos, Ning Yue Hai, Ruddy, Port Macau, Port Imabari y Toxotis, tuvieron que ser desviados a Cartagena y Santa Marta donde aligeraron 33.681 toneladas de sus cargas ante la imposibilidad de ingresar a Barranquilla por el bajo calado.

Los cuestionamientos al millonario dragado en ejecución -este se suma a los $12.840 millones de 2019, también con el consorcio Shanghai-Ingecon- han sido expresados por el sector portuario que considera que el contratista “hace lo que le da la gana”, como lo afirmó la semanada pasada en Emisora Atlántico el gerente de la Sociedad Puerto de Barranquilla, René Puche.

Emisora Atlántico y Zona Cero.com conocieron que, en una reunión virtual el pasado miércoles, esa misma preocupación la expresaron representantes de otros puertos a Cormagdalena y Findeter. “Salimos frustrados”, reveló una fuente consultada.

¿Por qué frustrados? Porque Cormagdalena, como responsable por ley del manejo del río Magdalena, y Findeter, contratista sin experiencia en materia de dragados, se dedicaron a “justificar el poco avance del contratista”. Ese mismo día, las dos cuestionadas entidades respondieron a los portuarios con un informe público en el que daban a conocer los “avances más importantes” del nuevo contrato de dragado.

Contrario a lo que Cormagdalena y Findeter señalan, representantes portuarios consideran que los avances deberían ser otros, especialmente en el canal de enfilamiento de Bocas de Ceniza que sigue angostándose y hoy es el mayor que allí existe. Consideran que, si bien en esta época del año los fuertes vientos impiden un trabajo permanente mar afuera, la tripulación de la Hang Jun 5001 “no ha salido a trabajar cuando el viento ha estado en calma”.

“Además, como lo han registrado ustedes en Emisora Atlántico y Zona Cero.com, la tripulación ha tenido otras excusas para no dragar, como oponerse a que los pilotos prácticos aborden por el coronavirus”, cuestionó otro de los portuario consultados.

La fuente reveló un dato inédito sobre actividades de dragado que se hicieron donde no se necesitaban, de acuerdo con las batimetrías. Eso sucedió en el remate del contrato del año pasado con los chinos. Los últimos 100.000 metros cúbicos los dragaron en el canal navegable, cuando lo prioritario era haberlo hecho en Bocas de Ceniza, donde, en ese momento, afloraban los problemas de hoy. Cormagdalena y Findeter justificaron esa errónea decisión con el argumento de que en marzo iban a tener listo el nuevo contrato.

Empresarios portuarios también comienzan a cuestionar la labor de la firma interventora IEH Grucon, contratada por $939 millones. Consideran que debe explicar e informar lo que ha hecho, para lo cual le pedirán a Asoportuaria que organice una reunión virtual.

¿Qué experiencia en interventorías de dragado tiene IEH Grucon?, se pregunta el sector portuario, hoy tan inseguro e intranquilo como antes de los dos millonarios contratos con los chinos, que suman $35.653 millones, más los cerca de $4.000 millones que se ha embolsillado Findeter, sin experiencia en dragados, todo porque el Gobierno Nacional no confía en la transparencia contractual de Cormagdalena.