Unimetro
Unimetro
Artículo
Artículo
https://www.youtube.com/embed/bjXdmiw1jdw?rel=0
Artículo
Gerardo Reyes en entrevista con Zona Cero.
4:37 pm. Martes 05 de Abril de 2016
“Pedían que no les enviaran correspondencia por miedo a extorsiones, secuestro y a las autoridades tributarias”
4:37 pm. Martes 05 de Abril de 2016
https://www.youtube.com/embed/midqtK3vD5w
El periodista Gerardo Reyes, del Consorcio Internacional de Periodistas Investigadores, que develó el escándalo de ‘Panamá papers’, dio a conocer en Barranquilla detalles reveladores.

Antes de regresar a Miami, el periodista colombiano Gerardo Reyes, miembro del Consorcio Internacional de Periodistas Investigadores, que develó el escándalo de ‘Panamá papers’, entregó a Zona Cero detalles desconocidos sobre la presencia en el istmo de inversionistas de todo el mundo que llegaron a ese país por ser un “paraíso fiscal”.

Panamá Papers, a pesar de que no se conoce el monto de recursos en la banca panameña,  “es una mirada indiscreta  a un mundo que ha sido negado al ciudadano común y corriente y en donde se explica cómo es que se maneja todas estas sociedades de papel en paraísos fiscales  y a qué intereses obedecen” dijo.

Para Reyes, se trata de saber “quiénes están detrás realmente de esas sociedades porque hasta ahora es que se sabe que aparecen personas no vinculadas a sus verdaderos beneficiarios”.

El periodista coincide con algunos cálculos que señalan que en los paraísos fiscales del mundo pueden moverse cerca de 31 billones de dólares. Yo no lo dudaría. Lo que pasa es que hay que aclarar que Mossack Fonseca lo que hacía es crear sociedades en paraísos fiscales para que esas sociedades abrieran cuentas bancarias. La investigación si llega hasta unos indicios de lo que se puede. Es mucho dinero”, precisó.

Para Reyes, los colombianos involucrados son “muy discretos”. Sostuvo que “incluso hay correos en los que le piden a Mossack Fonseca que por favor no le manden correspondencia a Colombia. Quizás por el temor a secuestros y extorsión, pero también miedo a que la autoridad tributaria de Colombia se enterara de que estaban manejando esas empresas afueras”.

Reveló que como unas 20 o 30 empresa colombianas “pidieron que no les enviaran correspondencia directamente a Colombia”.

“Tenemos el caso del empresario Leo Eisenband que logró que le aprobaran varias sociedades en esta firma legal, pese a que cuando se presentó para abrirlas, él era oficialmente un fugitivo de la justicia de los Estados Unidos por cargos por narcotráfico, cosa que él después arregló con la justicia. Le retiraron los cargos después de 15 años como prófugo, solucionó su situación, pero antes logró pasar los controles porque esta empresa, supuestamente tiene controles para evitar que se cuelen personas con antecedentes judiciales”

Otro caso de colombiano involucrado en este escándalo, estudiado por el equipo de Gerardo Reyes,  es el de los herederos de Víctor Carranza.

El representante de la familia Carranza es Hollman Hollman Carranza, uno de los hijos de Víctor Carranza. “Curiosamente cuando lo presentan a esta firma de abogados es un abogado colombiano y dice que es hijo de un zar, de un señor muy importante de las esmeraldas, pero en ningún momento menciona cuál es el verdadero nombre del padre” señaló.

En total el equipo de Reyes tiene en su poder una docena de casos incluyendo el de la jefa del tesoro de Venezuela Claudia Ortíz Guillén quien después de salir de su puesto, muy cuestionada, pues ella era enfermera de Chávez cuando el expresidente estaba en su enfermedad terminal, “en agradecimiento Chávez le dio la dirección del Tesoro y abrió una sociedad en esta compañía junto con su esposo que es el que aparece como titular que era el jefe de escoltas de Chávez. Ahora están viviendo muy cómodamente en República Dominicana”.

Finalmente Gerardo Reyes estimó que “pueden ser más” los colombianos involucrados en este escándalo.

Lo que pasa es que pueden o haber clientes intermediarios, o beneficiarios finales” remató.

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Triple A
Air-e