Universidad Metropolitana
La draga china Hang Jun 5001.
12:56 am. Lunes 27 de Abril de 2020
El ‘perrateo’ chino con el dragado en el puerto de Barranquilla
12:56 am. Lunes 27 de Abril de 2020
https://www.youtube.com/embed/fh9F-UuCD2U
¿Qué tan idóneas son la draga y la tripulación? Findeter, Cormagdalena e Interventor le deben explicaciones a la ciudad.

El dragado de mantenimiento en el canal de acceso al puerto de Barranquilla ha pasado de ‘cuento’ a ‘perrateo’ chino.

Al menos es lo que se puede concluir por la manera como el Consorcio Shanghai - Ingecon ha venido manejando el dragado a su antojo, con la complacencia de Findeter (contratista), Cormagdalena (responsable de la navegabilidad) y de la Interventoría a cargo de IEH Grucon S.A., representada por Jaime Arturo Mendoza Vargas.

De manera reiterada, el contratista acude a toda clase de excusas para suspender las labores, así estén dadas las condiciones para poder realizarlas.

Pero ni Findeter, ni Cormagdalena, ni la Interventoría, han actuado de manera contundente para someter al Consorcio y obligarlo a que cumpla lo pactado en el contrato, lo que, a su vez, podría interpretarse que resulta imposible verificar, vía ‘TeleTrabajo’, el dragado desde un ‘puerto seco’, como Bogotá, cuando en Barranquilla la realidad es totalmente diferente.

Lo que llama la atención es que en este proceso se ha desconocido por completo a las autoridades portuarias locales, para darle un manejo centralista a la situación.

Lo que ha venido ocurriendo desde que el consorcio chino, que ya había realizado un trabajo en el mismo canal en 2019, es que los resultados no han sido los esperados.

De ahí que surjan los primeros interrogantes: ¿Está limitada la draga Hang Jun 5001 para ejecutar el trabajo? ¿Está en capacidad de realizarlo? ¿Qué tan idónea es la tripulación para realizar el dragado?

No dragan en condiciones favorables

Una de las excusas para no dragar radican en “los fuertes vientos y oleajes” en el crítico sector de Bocas de Ceniza. Sin embargo, esa situación no es desconocida para el contratista chino que ya ha trabajado en el mismo sector y con jugosos contratos de dragado.

Sector de Bocas de Ceniza.

Contrario a este pretexto, este sábado 25 de abril se presentaron condiciones favorables en la misma zona, que permitían el trabajo sin ningún inconveniente, pero tampoco lo hicieron.

Un video conocido por Zona Cero demuestra que el sector no registraba condiciones adversas por lo cual fácilmente el equipo podía trabajar. Se trata de las ventanas o espacios de oleajes tranquilos que permiten trabajar sin problema alguno, más exactamente en el polígono 1 de Bocas de Ceniza. Pero el contratista chino no lo hizo. ¿A cuenta de qué?

Increíble pensar, entonces, que lo que pretenden es que la zona se convierta en una ‘piscina’ para realizar el dragado.

Es entonces cuando surgen otros interrogantes: ¿Si el contrato establece que el consorcio debe disponer equipos alternos para circunstancias adversas, por qué no lo ha hecho?

Lo que nadie entiende es por qué teniendo una draga permanente en el puerto no esté garantizado el mantenimiento adecuado y el calado operacional requerido.

También llama la atención el hecho de que un día normal de dragado representa la ejecución de entre 15 y 18 ciclos. Pero el contratista apenas realiza entre 4 y 5 ciclos en el sector, con la complacencia de Findeter, Cormagdalena y el Interventor.

En riesgo el ingreso de buque con alimentos

En la práctica, el dragado no ha dado resultados efectivos hasta el momento, lo cual mantiene preocupado al sector portuario, debido al enorme impacto económico que esto representa.

Más grave aún resulta el hecho de que para el próximo sábado 2 de mayo es esperada una embarcación en el puerto, con calado de 10 metros y abastecimiento de alimentos, lo cual representa una incertidumbre total si pueda o no entrar.

En las condiciones actuales lo más seguro es que no pueda ingresar teniendo en cuenta las actuales situaciones de calado que, incluso podrían desmejorar de acuerdo con las nuevas batimetrías.

Esto representaría otro golpe a la economía local y especialmente por no poder atender una embarcación con provisión de alimentos, fundamentalmente requerida en este emergencia sanitaria causada por el Covid-19.

El ‘falso positivo’ del Director de Cormagdalena

En medio de esta situación, generó gran confusión la información difundida el sábado por parte del Ministerio de Transporte y Cormagdalena, en la que, con bombos y platillos, celebraron el zarpe de la embarcación Rubina.

La 'celebración' de Cormagdalena por el zarpe del Rubina.

“En la mañana de este sábado el buque Rubina, de bandera portuguesa, zarpó desde el puerto de River Port rumbo al puerto de Immingham, en Inglaterra. Con 180 metros de eslora (largo) y 32 metros de manga (ancho) y movilizando coque, no tuvo contratiempos para navegar por el canal de acceso de la ZPB”, señaló el Ministerio.

“El buque salió a las 7:30 de la mañana con un calado de 8,70 metros y una carga de 39.959 toneladas. Esto demuestra que las condiciones de navegabilidad están mejorando en el canal de Acceso y, particularmente, en el sector de Bocas de Ceniza”, dijo, por su parte, el Director de Cormagdalena, Pedro Pablo Jurado.

Aparte del confuso boletín de Mintransporte y Cormagdalena.

La realidad fue que se trató de un ‘falso positivo’ por parte del Ministerio y de Cormagdalena, como lo hizo saber Asoportuaria.

“El buque en mención zarpó con 24,146 toneladas de Coque. Por supuesto que entre mayor calado autorizado, más carga hubiera podido transportar y menor costo unitario por tonelada transportada. De ahí la imperiosa necesidad de tener condiciones para mejorar competitividad”, señaló la agremiación portuaria, desenmascarando un típico ‘falso positivo’.

El trino de Asoportuaria.

Realmente dicha embarcación tiene una capacidad de carga de 39.958 toneladas, con un calado de 10,75 metros. Pero zarpó con 15,812 toneladas menos de su capacidad y un calado de 8,6 metros.

Es decir, el virus contagió la diferencia de tonelaje real.

Un dragado chino a la deriva

En otras palabras, en principio se pretendió hacer creer que la embarcación zarpó con gran tonelaje y suficiente calado, cuando la realidad es otra. Lo grave del hecho es que si esa embarcación hubiese salido con las 39.958 toneladas que erróneamente dice el Director de Cormagdalena, hubiese requerido un calado de 10,75 metros, que estaría por encima del máximo operacional autorizado que es de 8.7 metros, lo que significa que, de haber ocurrido así, cualquier anormalidad que se hubiera registrado era de absoluta responsabilidad de quienes estaban a cargo de la maniobra.

Como si fuese poco, adicionalmente, el Director de Cormagdalena le pidió a la Dimar (Capitanía de Puerto de Barranquilla), “que luego de sus análisis y las batimetrías que de rigor deban analizar considere un cambio para mejorar las condiciones del calado en la ciudad de Barranquilla”, para reforzar el supuesto caso del Rubina.

Trino del Director deq Cormagdalena exigiendo cambio de calado.

Sin embargo, los desplantes del consorcio chino con el dragado indicarían que a más tardar el martes de esta semana se conocerán las nuevas condiciones del canal, que no serían muy agradables para la actividad portuaria en Barranquilla.

Así las cosas, el dragado chino sigue a la deriva, sin timón ni capitán, en el puerto de Barranquilla.

 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Artículo
Artículo
Universidad libre
Artículo
Triple A
San Antonio