Universidad Metropolitana
Artículo
Artículo
Artículo
5:35 pm. Lunes 12 de Agosto de 2019
¿Conoces bien todos los términos de una tarjeta de crédito?
5:35 pm. Lunes 12 de Agosto de 2019
Recuerde que este dinero no es suyo sino prestado y debe pagar intereses por las compras o avances.

Uno de los productos financieros más populares para comprar entre los consumidores es la tarjeta de crédito, pero seguramente no todos entienden correctamente los impactos de su uso
y de cómo manejarla correctamente. Según la Superintendencia Financiera hasta febrero de este año en Colombia había más de 15 millones de tarjetas de crédito vigentes.

“Una tarjeta de crédito como su nombre indica es un tipo de crédito, es decir, es una plata que las entidades financieras prestan y que el usuario debe devolver”, afirma Fabio Chavarro, gerente corporativo del Grupo Juriscoop.

La tarjeta es un préstamo permanente por lo que lo primero que hay que entender es la figura del cupo. Este cupo es el dinero que asigna el banco según la capacidad de endeudamiento;
dependiendo de los ingresos,  deudas y vida crediticia será mayor o menor. Por ejemplo: una tarjeta de crédito con un cupo de $1.000.000 de pesos,  indica que ese dinero extra estará disponible y que al ir gastándolo se descontará del cupo inicial, pero que al pagar la cuota de este préstamo volverá a estar disponible para el tarjetahabiente.

Otros aspectos importantes a tener en cuenta son la tasa de interés y el número de cuotas a las que se difieren las compras. La tasa es básicamente el costo del dinero a pagar al banco por las
compra que se haga con ella. Y el número de cuotas es el plazo al que decides pagar lo que adquiriste. Son dos términos directamente relacionados, a más cuotas se generarán más intereses
según la tasa definida por la entidad, y el pago por un producto será mayor.

“Debes saber que si difieres sus compras a una sola cuota, para pagarlas en una sola vez, no generarás intereses y no tendrá que pagar un dinero extra. Pero si por el contrario lo pone a
varias cuotas deberá pagar el valor del producto más los intereses originados”,
apunta Fabio Chavarro.

Normalmente deberá incluir en estos pagos la cuota de manejo, que no es otra cosa que un costo fijo que cobran las entidades por mantener activa dicha tarjeta. Es importante aquí que se
conozca bien la información que refleja el extracto a la hora de realizar bien estos pagos.

Las entidades financieras para estructurar estos pagos definen unas fechas de corte que agruparán las compras desde una fecha a otra, y una fecha de pago que es el momento en el que
debes pagar tu deuda de las compras realizadas hasta la fecha de corte, para evitar así generar intereses extra y entrar en mora.

Es en ese extracto podrá verse que existen dos tipos de pago, por un lado el pago mínimo que es la cuota a cancelar cada mes según los plazos a los que se haya  diferido las compras y un pago total, que es el monto total de la deuda y que podrá pagarse en cualquier momento haciendo un anticipo a la misma, ahorrándose así los intereses, pues estos se generan mes a mes.

“No olvide que con la tarjeta de crédito se puede realizar, además de compras, avances, lo que significa que puedes retirar plata con ella en cualquier cajero automático como si fuera una tarjeta débito. Pero hay que tener cuidado con los intereses generados por esta acción ya que suelen ser muy altos y además, el pago se diferirá automáticamente al máximo de cuotas permitidas por la entidad, que puede ser 24, 36, 48 cuotas, entre otras”, resalta el Gerente Corporativo del Grupo Juriscoop.

Es importante que el usuario averigüe muy bien con el banco a cuántas cuotas difieren las compras internacionales, las que se hacen en ciertas páginas web o en los avances, para calcular muy bien cuál será el costo final de lo que adquiera incluyendo los intereses generados durante todo este tiempo.

Sin embargo, no todo es gasto con las tarjetas de crédito, también tienen una serie de beneficios que en muchas ocasiones no se conocen. Muchas de ellas tienen planes de fidelización, para
acumular puntos o millas y ofertas de convenios para descuentos por compras, además de asistencias y seguros.

“Y es que en el mercado hay varios tipos de tarjetas de crédito, según su franquicia como Visa, Mastercard, American Express. También hay categorías como clásica o básica, plata, oro y las
negras, que generalmente tienen más beneficios; y según su tipo, como una tarjeta personal, amparada o extendida. A la hora de solicitar se debe  revisar muy bien qué características
quiere que se  tenga, los beneficios asociados a ella y sus condiciones. Aproveche las campañas de promoción que hacen las entidades ofreciendo, por ejemplo cuota de manejo gratis durante
algunos periodos y descuentos en compras, para que su gasto sea menor. Pero sobre todo recuerde que este dinero no es suyo sino prestado y debe  pagar intereses por las compras o avances, por lo que debe  darle un uso moderado, cuidadoso y responsable para no sobreendeudarse”,
puntualiza  el Gerente corporativo del Grupo Juriscoop.

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Artículo
Universidad libre
Artículo
Triple A
San Antonio