Universidad Metropolitana
Artículo
Artículo
9:12 am. Viernes 11 de Noviembre de 2016
Campesinos esperan títulos de tierras en los llanos que eran de Víctor Carranza
9:12 am. Viernes 11 de Noviembre de 2016
"El Porvenir" fue obtenido por personas cercanas a Carranza hace más de 35 años y recuperado por el Gobierno en 1992.

En las 27.000 hectáreas de "El Porvenir", un fértil predio de los Llanos Orientales colombianos que perteneció a familiares del fallecido Víctor Carranza, el "zar de las esmeraldas", decenas de campesinos están a la espera de los títulos que los acreditan como nuevos propietarios.

En ese terreno, por donde han pasado grupos guerrilleros y paramilitares en los últimos 25 años, los lugareños buscan que se formalice su propiedad sobre la tierra que el Estado recuperó luego de comprobar que los familiares de Carranza la obtuvieron ilícitamente a inicios de la década del 80.

A Carranza, fallecido en abril de 2013, las autoridades le abrieron investigaciones por presuntos vínculos con paramilitares, incluso varios jefes de esos grupos lo acusaron de crear grupos al margen de la ley para defender sus tierras y sus minas de esmeraldas pero no se logró probar su culpabilidad.

Los pobladores que llevan años en el lugar enfrentan ahora una dificultad adicional porque otros campesinos llegaron hace catorce meses a la región atraídos por promesas de tierras de falsos funcionarios del Estado.

"Soy un campesino desplazado, vengo aquí a esta región con ánimos de un pedazo de tierra y no se nos da", dijo a Efe Alexander Galvis, quien huyó de la violencia guerrillera y paramilitar de la década pasada en su natal Mapiripán, en el departamento del Meta y hace parte del grupo de recién llegados.

Galvis aseguró que en este momento no está trabajando porque las autoridades le tienen prohibido a él y a otro grupo de personas que viven a siete kilómetros del caserío principal de "El Porvenir", explotar la tierra.

"Aquí teníamos cítricos pero hubo un inconveniente, nos los destruyeron. Estábamos trabajando, íbamos a arar un terreno cuando llegaron las autoridades y nos dijeron que si no nos movíamos nos iban a decomisar nuestros elementos de trabajo", señaló.

Por su parte, el presidente de la Junta de Acción Comunal de "El Porvenir", Miguel Ángel González, quien vive en el predio desde hace 27 años, afirmó que muchas de esas personas llegaron engañadas a la zona.

"Ellos no sabían el problema que se les iba a presentar aquí. Si yo estuviera en su lugar y hubiera sabido que esto era así, no hubiera venido", aseguró González, quien se dedica a cultivar yuca y plátano.

Además de los campesinos, a la zona también llegaron engañados indígenas de la comunidad cubeo, que usualmente viven en el selvático departamento del Vaupés, en la frontera con Brasil.

Con respecto a la situación de estos indígenas, González manifestó que fueron traídos también hace catorce meses para ponerlos adelante (como escudos) en caso de que hubiera problemas entre los campesinos oriundos y los colonos.

Ante esto, González y 72 campesinos más interpusieron una acción de tutela (recursos de amparo) para reclamar su derecho sobre esta tierra que, según ellos, les pertenece por haber vivido en ella por más de 25 años pacíficamente.

En un fallo del 11 de agosto pasado, la Corte Constitucional de Colombia concedió a la comunidad campesina de "El Porvenir" el derecho sobre esos terrenos y le ordenó al Estado garantizar que esto suceda en menos de un año.

González dijo que tomaron la decisión de interponer la tutela porque al predio estaban llegando muchas personas que no eran de la zona.

El líder comunal aseguró además que la sentencia de la Corte y el trabajo del Estado, a través de la Agencia Nacional de Tierras (ANT), los deja "tranquilos", a pesar de atravesar un momento de incertidumbre por no saber qué terrenos van a recibir.

"Hasta este momento tenemos los derechos, pero en ningún momento nos han dicho: a ustedes les vamos a dar tanto o usted es el que se va a quedar acá", agregó.

"El Porvenir" fue obtenido por personas cercanas a Carranza hace más de 35 años y recuperado por el Gobierno en 1992.

La Agencia Nacional de Tierra (ANT), que recuperó materialmente este predio como baldío de la nación el pasado 9 de noviembre, aseguró que las tierras las seguirán trabajando los campesinos que las "han ocupado durante los últimos años" y señaló además que serán "entregadas definitivamente a esas personas".

Sobre ello, Víctor Manuel Blanco, quien vivió desde 1979 en "El Porvenir", pero fue desplazado por la violencia a mediados de la década pasada, manifestó que su anhelo es que le den algún terreno para poder volver a trabajar.

"Yo estoy metido en ese grupo de personas a las que nos van a asignar 'tierrita'. Yo también tengo un poquito de tierra pero no tengo el título. Me imagino que si nos van a legalizar nos darán los títulos y nos dejarán trabajar", concluyó. 

EFE
 

Te puede interesar

Artículo
Artículo
Artículo