Unimetro
Unimetro
Artículo
Artículo
Artículo
Jorge Oñate, cantante vallenato y amante del fútbol.
10:29 am. Domingo 28 de Febrero de 2021
Jorge Oñate, el “habilidoso puntero derecho” que se hizo grande en el vallenato
10:29 am. Domingo 28 de Febrero de 2021
https://www.youtube.com/embed/hkgyOSrDL-I
La música le robó al fútbol un gran jugador, según recuerdan sus amigos.

El recientemente fallecido Jorge Oñate superó las dimensiones de la música y rompió tabúes. Es bien conocido que fue prácticamente el primer cantante independiente de la música vallenato, que se liberó del peso de tener que tocar al mismo tiempo el acordeón mientras entonaba y que le abrió un espacio a otros solistas. 

Lo que muchos no saben es que las parrandas en las madrugadas, las notas sentimentales y la prodigiosa voz que tenía metida en su pecho lo hicieron desistir de una gran pasión: el fútbol, del cual fue un gran jugador y hasta dirigente de un equipo. Llevó a promocionar a varios jugadores al profesionalismo.  

“Jorge Oñate fue un habilidoso puntero derecho. Le encantaba el fútbol. Él decía que si no hubiese sido cantante, hubiera sido futbolista”, contó a Zona Cero el ex jugador y ahora entrenador Jesús ‘Kiko’ Barrios, su paisano y amigo del municipio cesarense de La Paz. 

Barrios se sabe de memoria la vida de Oñate, quien era muy cercano a él y un ídolo de la música. Al contestar la llamada para escribir estas letras estaba escuchando un especial radial en Bucaramanga, ciudad donde se radicó y donde el vallenato también tiene importante presencia.

“Era un ‘Pitufo’ De Ávila, yo siempre lo molestaba diciendo que por chiquito no hubiera podido jugar”, recordó entre risas. 

El profesor ‘Kiko’ recordó esos escarceos de juventud de Oñate con el fútbol. 

“Cuando era joven, se fue de la Paz a estudiar a Santa Marta y tuvo la osadía de presentarse a unas pruebas del Unión Magdalena y quedó. Dijo que lo hizo para vivir la experiencia”, explicó. 

‘Kiko’ siguió siempre la trayectoria de Oñate y recuerda cómo grabó su primer LP, allá en 1968, como parte del hito que luego marcó en el Festival Vallenato de 1972.  

“Él fue el primer solista. Él cambió la historia del vallenato. Fue el primer cantante que interpretaba sin tocar el acordeón. Eso hay que decirlo a la gente, tanto es así que en el Festival Vallenato de 1972 Miguel López se presentó a concursar, pero él no cantaba, solo tocaba. Entonces Jorge le tocó la guacharaca y le iba cantando las letras. Al final Miguel ganó y por eso lo apodaron el ‘Rey Mudo’”, rememoró con humor. 

Ese camino musical lo alejó de las canchas, pero no le sacó el amor por el fútbol de su corazón. Fue por esos años que decidió fundar un equipo de fútbol en su pueblo natal, tomando como base el nombre del club de sus amores, el Junior de Barranquilla. 

“Lo empezó a absorber la música, pero como él era un apasionado del fútbol hizo un equipo en nuestro pueblo, La Paz, Juventud Pacífica. Que participaba en la liga de Cesar, en un sitio que le llamábamos ‘campo’, pero era una cancha destapada. Eso se convirtió los sábados en un lleno total. Ese equipo de Oñate fue campeón en 1976 y luego fue la base de la Selección Cesar en 1977”, explicó Barrios, delantero titular de esa escuadra. 

Al ver el talento que tenía, Jorge Oñate aprovechó sus visitas a la ‘Arenosa’ para hablar con Carlos ‘Papi’ Peña y Víctor Daccarett, las personas encargadas de las divisiones inferiores del Junior para recomendar a varios jugadores. 

En 1980, año del segundo título del equipo, llegaron a las divisiones inferiores de los ‘Tiburones’, Jesús ‘Kiko’ Barrios y Amín Bolívar. Un par de años más tarde, Carlos Araujo. Así mismo, llevó a jugar al Sporting a Pablo Enrique Zabaleta.

Producto de eso, todos ellos forjaron una gran amistad con Oñate, quien a finales de año los recibía en su casa para el respectivo sancocho y la posterior parranda, obligada.  

“Con Jorge Oñate tuvimos una buena amistad. Era hincha de Junior, de la Selección Brasil y su jugador preferido era Pelé. La relación de nosotros era excelente, a la casa de Oñate iban varios futbolistas, como (Víctor) Pacheco, (Iván) Valenciano y normalmente nosotros siempre tratamos de ir en diciembre a compartir en su casa”, afirmó

Barrios termina reafirmando el legado que dejó Oñate a los nuevos intérpretes de la cultura vallenata.  

“Yo creo que Oñate era un grande de la música vallenata, fue el gran gestor de darle vida al cantante, partió el vallenato en dos, aparecieron otros como Poncho Zuleta, Rafael Orozco y Diomedes Díaz”, cerró.

Curiosamente, su canción favorita del ‘Jilguero de América’ es la popular ‘No comprendí tu amor’. 

 

Te puede interesar

Artículo
https://www.youtube.com/embed/GeQBvuikQc8?rel=0
Artículo
Universidad Simón Bolivar
Artículo
Artículo
Artículo
Universidad Libre
Artículo
Triple A
Alcaldía de Barranquilla